Bolsos Japoneses Furoshiki

El furoshiki es un arte milenario para envolver cualquier cosa de un forma distinta y llamativa. Es una técnica japonesa que permite que con una tela oriental, guardar y transportar objetos. Y por supuesto también se pueden hacer bolsos japoneses al estilo Furoshiki.

Producto no encontrado.

También te encantaran los bolsos y mochilas Kawaii:

Como hacer bolsos con la técnica del Furoshiki

Lo increíble del furoshiki es que es muy fácil de hacer, cualquier tela nos puede servir para empezar. Y ademas si aprendes a hacer bolsos con la técnica japonesa de furoshiki podrá ayudarte para cuando no tengas a mano una bolsa para guardar algo, ya que con un foulard también podrías hacerte un bolso de emergencia. Y como no, es una buena alternativa ecológica para guardar objetos y dejar de lado las bolsas de plástico.

Bolso Furoshiki con asas

Os dejamos con un vídeo tutorial muy sencillo para que podáis hacer vuestro bolso furoshiki con asas, de dos nudos o cuatro nudos:

Que significa, historia y origen del Furoshiki

La palabra Furoshiki proviene, precisamente, de la frase Furo Shiki, que significa algo así como: extender en el baño. El origen del nombre se remonta al Japón del siglo XVII, cuando estas telas se usaban en los baños donde los asistentes utilizaban telas cuadradas para envolver sus pertenencias.

Con el el paso de los años, su uso se fue ampliando al transporte de objetos, fundamentalmente cuando la eonomia y el comercio de Japón se expandió. Los bolsos furoshiki aun siguen siendo un elemento importante de la cultura japonesa, y en el mundo accidental están de moda.

Que se puede hacer con Furoshiki

Con los típicos pañuelos orientales se pueden hacer mil cosas, son muy versátiles, como hacer un bolso de mano, utilizar como un mantel, de cinturón, pañuelo para la cabeza, etc. Muchos usos y ademas estando a la moda.

Es un gran regalo para tus amigas, madre… muy original y ademas ecológico, por que lo puedes reutilizar para muchos usos. podemos encontrar telas furoshiki de seda, algodón, rayón o nailon. Y existen nudos de toda clase para ser usados con el arte del furoshiki, y todo con tus propias manos, fácil y sin cortes ni costuras.

Deja un comentario